Home > Producciones > Ana Belén y Víctor Manuel: Dos en la carretera

Ana Belén y Víctor Manuel: Dos en la carretera

CD 196 de la Biblioteca Parlante

Una Canción Nos Trajo Aquí

Por Aixa Boeykens – Coordinadora de la Lic. en Comunicación Social de la FCEDU

Los cantautores españoles Ana Belén y Víctor Manuel hablan sobre los avatares de sus carreras artísticas y su relación de pareja; la censura en la época franquista y su vínculo vital con Latinoamérica. El diálogo transcurre en el Teatro Adolfo Mejía de la Ciudad Amurallada en la apertura del “Hay Festival” en Cartagena de Indias, Colombia, el jueves 25 de enero de 2018.

El carruaje llega hasta esa parte alta frente al malecón y el conductor apenas se detiene para contar que ése es el Teatro Adolfo Mejía y el que está pegado es el Claustro de la Merced, un edificio que antes supo ser un convento y hoy pertenece a la Universidad de Cartagena. Dice también que ahí están las cenizas del Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez. Y ya está. La información es breve, sumaria. Enseguida continúa su recorrido por otras calles de esa Ciudad Antigua que es Patrimonio de la Humanidad. La explicación se diluye entre las pisadas de los caballos sobre los adoquines grises.

A la mañana, los paseos en coches o carretas son menos habituales. El calor caribeño prefiere la tarde aunque el turismo suele disponer de otros ritmos.

ºººº

Pero este jueves el escenario es otro. Están, claro, los jugos y los frutos tropicales; las ofertas de sombreros y los tac tac tac tac de los carruajes. Están también las bocinas de los taxis que avanzan en esas calles estrechas. Están las risas sonoras y las varias lenguas de los turistas bajo un sol rotundo. Sin embargo, en este día comparten la cuadra con jóvenes que publicitan un Banco transnacional; promotores de una nueva marca de tés fríos; cámaras de televisión; periodistas y, lentamente, con hombres y mujeres de exquisitas ropas entre las que sobresale el infaltable blanco. Allí, mientras lo mejor de la sociedad cartagenera se encuentra e intercambia saludos, comienza la fila para una cita que se ha tornado habitual cada enero: el “Hay Festival”, el encuentro literario internacional que en esta convocatoria de 2018 propone celebrar la narrativa de los jóvenes novelistas de menos de 39 años.

En Colombia el primer “Hay Festival” fue en 2006 cuando se propuso replicar una propuesta que se originó en Gales, en el Reino Unido. En aquella primera convocatoria Gabriel García Márquez fue una de las figuras centrales. Desde entonces, la Fundación para el Nuevo Periodismo Iberoamericano que el escritor y periodista creó en 1985, ha acompañado la organización.

En la primera de las charlas de la decimotercera edición, la apertura está a cargo de la cantante y actriz española Ana Belén (María del Pilar Cuesta Acosta, Madrid, 1951) junto a su esposo y cantautor Víctor Manuel (Víctor Manuel San José Sánchez, Mieres del Camino, Asturias, 1947).

ºººº

Es rosa pálido el vestido largo que lleva Ana Belén. Es blanca la remera que sobresale entre el pantalón y el saco negro de Víctor Manuel. Aplausos. Presentación breve y primera pregunta del director del diario El Tiempo de Bogotá, Roberto Pombo a quien le corresponde realizar la entrevista. Comienza entonces una charla entretenida, rápida, amable que en algunos tramos provocará nuevos aplausos, en otros reflexiones y en otros risas.

“Hay que remontarse a la prehistoria”, advierte Ana Belén cuando le pregunta cómo se conocieron con Víctor Manuel. Y entonces cuenta que fue en una gira por España cuando ella representaba la obra de teatro Sabor a Miel. “Llegamos a Coruña y en el hotel una de las actrices con que trabajaba me presenta a un cantante que ella conocía desde hace mucho tiempo. Este cantante no iba solo sino que venía junto a otro. Era Julio Iglesias y estaba con Víctor. Julio me besó la mano; Víctor me dio dos besos y el caso es que ese momento quedamos conociéndonos, charlando sobre qué cosas hacía cada uno”, recuerda Ana Belén.

Víctor rememora que esa fue la única gira que realizaron junto con Julio Iglesias pero que, de ese recorrido, quedan unas fotos graciosas de dos jóvenes que trabajaban bien artísticamente aunque eran muy distintos. Uno prolijo, impecable y bien vestido y otro de patillas largas y chaquetilla holgada. De ese vínculo Ana Belén y Víctor Manuel destacan un agradecimiento fuerte a quien en la época de la dictadura del general Francisco Franco (1936-1975) salió en defensa de ellos cuando el régimen los acusó de haber pisoteado la bandera española en la comedia musical Ravos que habían presentado en México.

Puesto a opinar sobre la actualidad de España, Víctor Manuel está convencido que en cualquier caso la democracia es mejor a un gobierno dictatorial. Y aunque el gobierno que encabeza Mariano Rajoy no le gusta nada, tiene claro que debe aguantársela porque es lo que la mayoría eligió.

Lo que sí les asusta a ambos es el poco aprecio que tiene éste hacia la cultura. “Yo creo que todo es más difícil cuando no se tiene interiorizado que la cultura es tan, pero tan importante como la necesidad de comer. (…) Yo creo que en este momento estamos viviendo un ninguneo hacia la cultura y me parece muy grave”, analiza Ana Belén.

Para ambos el trabajo en conjunto les dio la posibilidad de abrirse a otras posibilidades así como de crecer y llevar adelante otros proyectos. “Ana ha influido mucho en mí, como artista no sé qué hubiera sido de mi vida sin ella… pero yo también disfruté con ella en el sentido de que musicalmente yo de lo único que sé es de repertorio”, explica Víctor.

ºººº
La Radio juega un lugar fundamental en sus inicios como artistas. A los 13 años la carrera de Ana Belén comenzó cuando Doña Paquita, una profesora, la animó a presentarse a un concurso en Radio España. “Soy de los años 50… soy de esa generación en que en España todavía no había llegado la televisión y la Radio estaba en todas las casas. Y sigue estando. Soy una oyente voraz de la Radio.”, aclara. El caso es que la adolescente que comenzó en la Radio la contrataron para una película que fue un fracaso pero que fue el puntapié para que comenzara a estudiar teatro clásico.

Para Víctor la pasión vino con el programa Discomanías que conducía el chileno Raúl Matas en la Cadena Ser. “Él ponía unas músicas diferentes que entraban en mí como cuchillo en la mantequilla…” Escuchar y descubrir a Aznavour, Gilbert Bécaud, entre otros, le permitió descubrir que se podía componer sin necesidad de tener una voz académica. Y ahí se lanzó. De esa primera época serán las canciones El Cobarde, La Romería y El abuelo Víctor.

En América Latina la pareja reconoce un vínculo que hace que cada viaje se asemeje a llenarse de savia las venas. Además, dice Víctor Manuel, cuando hay amigos que están enterrados en sitios como Santo Domingo, Colombia, Argentina u otros tantos lugares, los puentes se hacen más sólidos y uno se siente un poco de cada uno de esos países que los ha recibido.

ºººº
Ha pasado una hora. Puntual, la charla llega a su fin pero antes habrá espacio para compartir dos canciones. Acompañados por el guitarrista D´Artañán Vernengo en una función que parece íntima cantarán No sé por qué te quiero, un bolero que Víctor Manuel escribió primero para una novela. Después vendrá Contamíname, de Pedro Guerra y con ella muchos aplausos para cerrar el encuentro.

Afuera, el sol caribeño se hace más intenso y los sonidos habituales se enredan con los del público del “Hay Festival”.

 

 

Producción General y Edición: Blanca Curia
Fecha: 5/3/18
FacebookTwitterLinkedInWhatsAppGoogle Gmail
You may also like
CD 215 – Taller de Ficción Radiofónica
Atención de Mesa de Entradas sólo por la mañana
Muestra 2018 de Cursos y Talleres del Departamento de la Mediana y Tercera Edad
Taller sobre Prácticas Curriculares

ăn dặm kiểu NhậtResponsive WordPress Themenhà cấp 4 nông thônthời trang trẻ emgiày cao gótshop giày nữdownload wordpress pluginsmẫu biệt thự đẹpepichouseáo sơ mi nữhouse beautiful