Home > Estudiantes > Participación estudiantil en el gobierno universitario: Luna Badaracco y Agostina Giarrosso

Participación estudiantil en el gobierno universitario: Luna Badaracco y Agostina Giarrosso

En la reunión de Consejo Superior de mayo, asumieron las representaciones estudiantiles, entre ellas, la Consejera de la FCEDU, Agostina Giarrosso | Durante el anterior periodo se desempeñó la estudiante Luna Badaracco | Ambas consejeras contaron cómo es la experiencia de representar al claustro en el máximo órgano de decisiones de la Universidad

Agostina Giarrosso asumió como representante estudiantil de la FCEDU en la reunión plenaria de Consejo Superior realizada en mayo en Concepción del Uruguay. Es estudiante avanzada de la Licenciatura en Comunicación Social y milita en La Fede + Independientes. La agrupación integra desde 2018 el espacio REDES, junto a La Colectiva y el FUP – Frente Universitario Popular.

REDES es un espacio que surgió del auge del conflicto universitario. Sin dudas nos juntamos porque teníamos un objetivo en común que era defender la Universidad pública y empezar a incidir en más espacios institucionales, en un contexto que nos llevaba a posicionarnos más firmemente”, cuenta Agostina.

Allí, empezaron a dialogar con la conducción estudiantil de la Facultad de Trabajo Social, el Frente Silvia Wollert –integrado por el FUP y la agrupación La Caminante–: “En diálogo con REDES y los compañeros de Trabajo Social decidimos que teníamos que jugar fuertemente en Consejo Superior y pudimos entrar con una Consejera que soy yo. Personalmente, es la primera vez que estoy en un espacio así. Fui Secretaria de Cultura del CEFCE el año pasado, pero nunca este nivel de responsabilidad, aunque igual estoy acompañada de compañeros y compañeras”.

 

Las propuestas

“Nosotros tenemos muy claro el contexto del país, entendemos que al gobierno nacional, que es Cambiemos, no le interesa la educación pública o por lo menos así lo ha demostrado en hechos concretos: recortando tres mil millones de pesos de presupuesto a la universidad el año pasado, por ejemplo”. En ese contexto, la Consejera entrante remarcó que la demanda y la propuesta fundamental es “hacer todo para asegurar la permanencia estudiantil y para que los estudiantes no se vuelvan a sus casas, para que vengan más estudiantes”.

En cuanto a las expectativas, Agostina afirmó que la más importante es discutir políticamente y lograr alzar una voz unificada del Consejo Superior: “Llevaré todos los debates que se deban llevar pero para que el Consejo Superior lo tome y así también lo pueda tomar toda la comunidad académica. Creo que en ese sentido va mi expectativa, o mi proyecto: que de ahí se puedan hacer cosas y que se pueda trabajar. Estamos en un contexto complicado para la Universidad y nos tenemos que unir; docentes, estudiantes, PAyS, todos”.

En la línea de la permanencia estudiantil, Agostina señaló que “también hay que seguir dialogando sobre el plato del comedor. Claramente, si vamos a un comedor universitario es porque no podemos pagar un plato de comida todos los días, por eso queremos un precio accesible. También queremos que las becas mejoren. Por eso nuestro objetivo va hacia la permanencia y contra la expulsión estudiantil”.

 

La situación universitaria 

“Para llevar adelante los debates que yo creía pertinentes tuve que, de alguna manera, estudiar y aprender las cuestiones técnicas, que también tienen que ver con la pérdida de autonomía que se tiene en relación al presupuesto específico: el presupuesto genuino es muy poco en relación a lo que puede deliberar el Consejo Superior”, detalló Luna Badaracco sobre su experiencia como consejera. En ese sentido, remarcó que es importante recuperar la discusión política.

Luna es estudiante avanzada de Ciencias de la Educación y  fue representante del claustro estudiantil en Consejo Superior durante el 2018, “en el marco de uno de los mayores conflictos universitarios desde la salida de la democracia hasta la actualidad, que devino en tomas de casi 66 unidades académicas en todo el país, pero que arrancó con los docentes haciendo paros y movilizaciones en contra de la irrisoria propuesta salarial que se les estaba haciendo desde el gobierno nacional y, después, con el recorte presupuestario a la Universidad”.

En ese contexto fue que se tomaron las Facultades de Ciencias de la Educación y Trabajo Social. Desde la asamblea estudiantil de la FCEDU “se elaboró un pliego de reivindicaciones donde se presentaron aproximadamente ocho proyectos, de los cuales cinco fueron a Consejo Superior y tres a Consejo Directivo”. Además de la situación de los y las estudiantes frente a la grave inflación y tarifazos en los servicios, “creíamos importante reivindicar una concepción de universidad no solamente en relación al estudiantado o lo que sucede dentro de la universidad, sino pensarla en relación a lo que sucede socialmente. Creímos importante dar un espacio grande al feminismo y a la disidencia y presentamos un proyecto de cupo laboral trava- trans, donde se plantea un derecho fundamental como es el trabajo, para que la universidad pueda ser pionera en este sentido”.

Cómo funciona Consejo Superior

El Consejo Superior es el órgano de cogobierno que tienen todas las Universidades Nacionales en nuestro país. Se trata de un espacio que asegura la autonomía universitaria, respecto del Estado nacional. Está integrado por las autoridades de la Universidad y representaciones de todos los claustros: docentes, estudiantes, personal y comunidad graduada, donde seis lugares corresponden a consejeros y consejeras estudiantiles.

Como ex consejera superior y ahora como consejera directiva Badaracco reflexionó sobre el lugar del estudiantado en los órganos de gobierno universitario, al respecto expresó el reclamo por un mayor número de representantes en cada consejo dado el rol fundamental de este claustro para transformar el futuro de la universidad.

“Nuestro rol es discutir par a par, llevar la demanda específica de nuestro claustro, del movimiento estudiantil”, añadió Agostina Giarroso para terminar.

Ambas consejeras manifestaron un gran compromiso para ampliar la participación del claustro y mostraron una conciencia ciudadana acerca del valor de la universidad pública y de la responsabilidad que su cargo electivo  aporta a su formación como futuras profesionales. En ello destacaron como prioritario que la UNER se pueda posicionar y decidir de modo autónomo, tomando posturas por aquello que acontece en la sociedad y nos afecta.

 

Fecha: 28/6/19

 

 

FacebookTwitterLinkedInWhatsAppGoogle Gmail
You may also like
Escritura creativa de proyectos culturales con Rosario Bléfari
Convocatorias de financiamiento para la comunidad UNER
El DMyTE celebró el Día Internacional de las Personas Mayores con una Radio Abierta
Taller sobre narrativas locativas

ăn dặm kiểu NhậtResponsive WordPress Themenhà cấp 4 nông thônthời trang trẻ emgiày cao gótshop giày nữdownload wordpress pluginsmẫu biệt thự đẹpepichouseáo sơ mi nữhouse beautiful