Home > Graduados > Laura Stratta, en primera persona

Laura Stratta, en primera persona

Laura Stratta ingresó a la carrera de Comunicación Social de la FCEDU en 1994 | Vivió y trabajó en Buenos Aires y en 2004 regresó a Entre Ríos | Su carrera profesional ha estado marcada, principalmente, por la comunicación política y como referente provincial del Programa Banco Popular de la Buena Fe del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación | En 2011 fue elegida diputada provincial, luego fue ministra de Desarrollo Social y desde 2019 es vicegobernadora de la provincia de Entre Ríos

Le gustaban las materias de corte humanista pero desde los cuatro años Laura Stratta fue al mismo colegio, de orientación perito mercantil. “Como no quería perder mi grupo, con el que habíamos transitado el jardín, la primaria y la secundaria, padecí las ciencias económicas”, recuerda. Aunque advierte enseguida: “Igual, a mí, siempre me gustan los desafíos”.

Nació en Victoria en 1976. Hija de una madre docente y de un padre que fue intendente de la ciudad de las siete colinas entre 1987 y 1991 –el político Juan Carlos Stratta–; en 5to año, Laura dudaba entre seguir la carrera de Abogacía y la de Comunicación Social. “Soy defensora de las causas justas o, de alguna manera, una persona que se rebela contra las injusticias. Pero la comunicación siempre me apasionó, la comunicación política, particularmente”, cuenta.

El recuerdo aparece bien fresco: “Un tío abuelo muy querido, que era docente universitario en Santa Fe, me dijo que en Paraná estaba la carrera de comunicación y que era una de las facultades más importantes de Latinoamérica; que apostara ahí”. Así fue que empezó a averiguar por el plan de estudios, se inscribió y se mudó a Paraná con una amiga, Natalia Caminos. “Ella era una apasionada de la radio y yo una apasionada de la comunicación política –define–. Habíamos hecho toda la secundaria juntas y nos fuimos a estudiar lo mismo y a vivir juntas”. Era el año 1994.

 

La vida universitaria

“Para mí la época de la facu fue hermosa y transformadora. Intensa, esa sería la palabra”. Laura advierte que significó un tiempo de cambios; irse de una ciudad más chica a una más grande, vivir sola, estudiar y organizar una casa, “todos los desafíos que tiene la libertad”. “Fue un tiempo de mucho aprendizaje, de abrir nuevos caminos, golpear puertas, me hice muy buenas amigas y amigos que conservo hasta el día de hoy”, señala.

Además, recuerda que su papá era legislador provincial en esa época, entonces, compartían tiempo juntos. “Fue un tiempo que me sirvió para disfrutarlo mucho a mi papá. Salíamos a comer, íbamos al cine, hasta en algún momento pensamos en empezar a bailar tango los dos, con el Pocho Fontelles.

En cuanto a la carrera, Laura Stratta dice que “tiene la particularidad de abrir cabezas, de hacerte mirar la sociedad de otro modo”. “Valoro enormemente la calidad de la educación pública y los docentes de esas cátedras inmensas que, la verdad, nos dejaban sin aliento. No quiero nombrar a ninguno porque sería injusta con otros. La facu me marcó y creo que nos marcó a quienes la atravesamos , aún cuando teníamos diferentes improntas y perfiles. Quizás, en ese momento, la comunicación política no era algo que se viera o que se eligiera y que yo sí definí en el tránsito por la facu, por mis gustos. Mi vida estaba atravesada por la política y sentí que podía hacer un aporte desde la comunicación también”, resume.

Además, en Paraná “encontré a mi compañero de vida, a Marcelo. Estamos juntos desde el año 1997, nos forjamos y nos hicimos camino juntos”, cuenta Laura.

 

Primeros recorridos profesionales

Al terminar el cursado de la carrera, Laura Stratta se fue a vivir a la ciudad de Buenos Aires. Hizo la práctica curricular en el Centro de Estudios de Opinión Pública (CEDOP) de la Universidad de Buenos Aires (UBA); hizo cursos de especialización y comenzó a trabajar en la Consultora Julio Aurelio, al tiempo que siguió desempeñándose en el CEDOP aún después de terminar la instancia formal de la práctica.

“Siempre pensé en orientar mi tesis en lo que había sido mi amor a primera vista, que era la comunicación política, y me encontré con Ana Rosato, que es antropóloga, docente universitaria, trabaja en el CONICET, en FLACSO. La conocí y la propuse a ella como directora”. En su tesis, que defendió en 2002, trabajó sobre “los elementos que inciden en la construcción de la imagen pública de un candidato”.

Se empezó a especializar en la metodología de investigación por encuesta, en investigaciones cuantitativas orientadas a la comunicación política. Luego vino la propuesta de poder acompañar a Héctor Maya y Graciela Bar en el Senado de la Nación: “Ahí trabajé con ellos, encontré un mundo distinto, me acerqué a la política de otra manera, porque hasta ese momento la había vivido como hija y en Buenos Aires la empecé a vivir y a transitar de otra manera. Eso es un capital importante”. Más tarde, también asesoraría al convencional constituyente Luis Márquez.

 

Regreso a Entre Ríos

En el año 2004, Laura Stratta regresó a la provincia y empezó un nuevo capítulo de su carrera profesional: “Me acerqué a una experiencia que para mí fue transformadora. El programa de Bancos Populares de la Buena Fe era un programa de microcrédito que tenía la particularidad de trabajar en los ejes de la participación comunitaria del acceso al crédito con garantías solidaria”. Lo conoció de la mano de su padre y fue adentrándose a la comunicación “puesta al servicio de la comunidad”.

“Me enamoré del proyecto y de lo transformador que era –reconoce Laura–. Sentí que mi lugar estaba ahí. Empezó a ser una política pública con experiencia piloto en Entre Ríos, luego se fue diseminando por todo el país. Formé parte de los equipos que condujeron el proceso en Entre Ríos, hicimos una experiencia regional con provincia de Santa Fe, estuvimos en la sistematización de la experiencia a nivel nacional y en ese momento, mi viejo, se enferma y parte… Fue un momento bastante bisagra de mucho dolor, de pérdida, pero sentí que por algo estaba ahí y seguí trabajando mucho en esa experiencia. Originalmente eran cuatro bancos en la provincia, abrimos otros y consolidamos una red de Bancos Populares de la Buena Fe, no solamente en la provincia sino a nivel regional y en el país”.

 

Comienzos en la carrera política

De esta manera, comenzaron a conocerla quienes tenían responsabilidades institucionales, en ese momento el gobernador Sergio Uribarri: “Nosotros le fuimos a contar la experiencia que veníamos llevando adelante, le fuimos a pedir acompañamiento. Al gobernador le gustó la propuesta y se entusiasmó”.

Más tarde, surgiría la convocatoria para formar parte de las listas de Diputados en las elecciones del 2011. “Me costó bastante tomar esa decisión porque había sido mamá hacía muy poco, Juancito no tenía un año todavía. Finalmente terminé aceptando. Siempre había estado asesorando, acompañando desde afuera; y me tocaba asumir un protagonismo desde adentro, que lógicamente tenía mucho de pasión, de historia familiar”.

Finalmente, fue electa diputada provincial. “La Legislatura fue un ámbito que me permitió adentrarme, conocer y sentir que en el marco de esta democracia las instituciones hay que defenderlas con el ejemplo. Como diputada presenté la ley de economía social, que para mí fue una de las leyes más importantes sancionadas hace 9 años; presenté la ley de maternidad, paternidad y adopción; la adhesión a la ley de fertilización asistida; trabajé muchísimo en leyes que tenían que ver con ampliar derechos y con una mirada de género que empezaba a incorporar, muy incipiente”.

Además fue presidenta de la Comisión de Legislación General y presidenta del Directorio del Instituto Becario: “hicimos muchas cosas en ese momento, implementamos el Programa Educando en Movimiento, empezamos a trabajar también con el Sistema de Becas para Primarios en escuelas de Islas”, relata.

Después de la Diputación, apareció la posibilidad de ser candidata a intendenta de Victoria, su ciudad natal.A mí me apasiona transformar, creo que la política está para reparar y para transformar y encarné ese proyecto en el 2015, que no pudo ser. Entonces, me convocó Gustavo Bordet a formar parte de su equipo en el Ministerio de Desarrollo Social de la provincia”.

 

Ministra

Era un desafío enorme pero, a su vez, tenía que ver con el camino que venía recorriendo”, reconoce.Así pude hacer carne la ley que tanto habíamos trabajado. Trabajamos mucho en fortalecer el paradigma del desarrollo social. Si bien el Estado tiene que asistir para mitigar las situaciones de desigualdad que se presentan en una sociedad, también tiene que promover el desarrollo social y humano y trabajamos doce programas en el marco de las estrategias de economía social, que lo que hacían era fortalecer el emprendedurismo, el trabajo digno, no solamente a través de las herramientas de microcrédito, sino también de la marca Manos Entrerrianas, de los mercados populares, de los espacios de feria, de la incorporación de tecnología”.

El Ministerio de Desarrollo Social de la provincia absorbió, durante su gestión, áreas relacionadas a la producción: “Empezamos a trabajar con otros segmentos vinculados al acceso real y efectivo al crédito, en la innovación, en el conocimiento”, detalla.Trabajamos mucho en el fortalecimiento de las organizaciones e instituciones de la sociedad civil que creemos que tienen una función que es central. Trabajamos la agenda de género, la de adultos mayores, la de deportes, juventudes, la verdad que es un ministerio que empezó siendo mucho más chico del que terminó porque fuimos absorbiendo y entendiendo que el desarrollo social y humano tenía que ver con esta mirada integral, de las políticas transversales. La promoción de la persona en todas sus dimensiones”.

La gestión de Laura Stratta como Ministra de Desarrollo Social de Entre Ríos transcurrió desde 2015 a 2019. “Me tocó arrancar con una emergencia climática con inundaciones en la Costa del Uruguay”, recuerda. “Para mí fue muy importante como ministra la mirada que tenía el gobernador acerca de la importancia de la agenda social dentro de la agenda de gobierno. Nos tocó conducir ese ministerio y gobernar en un contexto muy difícil, sobre todo lo que fue el año 2018, 2019, de resquebrajamiento del tejido social. Nos tocó también la emergencia alimentaria y hubo que abrir los comedores hasta los días sábados, pero eso no significó resignar todas las políticas de desarrollo que enumeraba, donde no apuntamos a mitigar sino a transformar realidades”.

En ese sentido, Laura Stratta declara que “lo que siempre guió cada uno de mis pasos es el compromiso, el por qué y el para qué estamos donde estamos”. Durante esos años, recorrió y conoció la provincia: “Los funcionarios tenemos que ser funcionarios de territorio y no de escritorio y la verdad que recorrer, dialogar, atravesar la realidad, de alguna manera, nos impulsó a tomar mejores decisiones y diseñar mejores políticas públicas”.

En ese marco, resalta la alianza estratégica con la FCEDU para llevar adelante, por ejemplo, el Consejo de Políticas Sociales. “No es únicamente el Estado quien tiene responsabilidades de gobierno. Las alianzas o las articulaciones con las universidades, con las organizaciones, instituciones de la sociedad civil, con las empresas que ejerzan la responsabilidad social, permiten fortalecer y generar respuestas integrales, miradas transversales; como Ministerio trabajamos muchísimo esto de no encapsular sino de transversalizar las políticas públicas”.

“Bueno… el Ministerio, obviamente, me marcó”, dice y se detiene.Me marcó de por vida”.

 

Primera vicegobernadora entrerriana

En el marco de ese camino que “voy recorriendo, consolidando, transitando, apareció la posibilidad de la vicegobernación”, señala respecto al rol que desempeña desde diciembre de 2019. “Me parece que no solamente significó algo importante para mí en términos personales, políticos, sino que significó un gran avance en términos colectivos, institucionales, porque fui la primera mujer en llegar a este lugar”.

Laura Stratta sopesa que la decisión que tomó el gobernador Gustavo Bordet “de tener una fórmula paritaria y de convocar a las mujeres a tomar decisiones, a que estuviéramos en los lugares estratégicos porque también hay un gabinete casi paritario tenía que ver con esos cambios de paradigma que veníamos sosteniendo”.

En ese sentido, reflexiona: Cuántas sufragistas, cuántas feministas, cuántas mujeres que lucharon por la igualdad. Tuvimos la suerte de ser hijas de este tiempo histórico y de poder vivirlo en carne propia. La vicegobernación llegó en un tiempo histórico y con una definición política que fue contundente; yo orgullosa de poder representarlo, pero me parece que me excede a mí, que llevar a una mujer ya era un paso y un logro enorme”.

Enseguida que comenzó la gestión, sobrevino la pandemia. “Priorizamos siempre las personas, la vida, la salud pero también en ese contexto entendimos que necesitábamos seguir avanzando en ampliar derechos y por eso empezamos a gestar y construir la red multipartidaria y multisectorial para la igualdad”, relata. En relación a esta experiencia, de sanción reciente, puntualiza: “Empezamos no solamente a debatir la paridad en la política sino en la sociedad civil, en las organizaciones e instituciones de la sociedad civil. La ley de paridad no sólo significa, impacta en términos culturales, sociales y políticos. Tuvo la particularidad de gestarse de una manera distinta, porque se construyó en el marco una red que fue multipartidaria, multisectorial y que recogió todas estas miradas y estas experiencias”.

En el devenir,en el marco de todo este tiempo, tuve dos hijos maravillosos, Juan y Brunito, fueron pasando muchas cosas en mi vida personal, nacimientos, despedidas, ganancias, pérdidas y mi paso por la facu, mi elección por la carrera, siempre tuvo mucho que ver con la forma en que yo miro y miré la realidad”.

Para terminar, sintetiza: “Comunicación es una carrera que abre la cabeza y que te permite eso, mirar la realidad desde otra óptica, con muchísima más integralidad, con más empatía. Eso ayuda mucho, no solamente en mi rol institucional sino como persona. La educación no solamente forma buenos alumnos o buenos profesionales, sino también buenas personas y fue muy importante esa carrera que elegí, esos sueños que perseguí y que sigo persiguiendo”.

Fecha: 31/7/2021
Producción general: Belén Cacik
Edición: Rocío Fernández Doval
FacebookTwitterLinkedInWhatsAppGmail
You may also like
Cartas a estudiantes del futuro
Defensa de tesis sobre enfoque de género en la escuela
Ciclo de encuentros: «Los miedos como problema histórico: el miedo al cuerpo»
Inscripciones a carreras 2022: Encuentros informativos

ăn dặm kiểu NhậtResponsive WordPress Themenhà cấp 4 nông thônthời trang trẻ emgiày cao gótshop giày nữdownload wordpress pluginsmẫu biệt thự đẹpepichouseáo sơ mi nữhouse beautiful