Home > Destacados > La tecnología no tiene edad

La tecnología no tiene edad

Por Griselda Irene Muñoz
Becaria de Línea de Extensión en Emergencia UNER
Pretextos para estar cerca. MicroPropuestas
educativas y culturales digitales para y con personas mayores

 

Internet, aplicaciones, celular, cámaras de video o fotos, netbook o computadoras de escritorios son algunas de las tantas palabras que volvieron a estar presentes en la boca de todos sin tener en cuenta la edad o el género. El uso de ellos se convirtió, en los tiempos que corren, algo esencial. El acortar distancia con la familia, para desear un “buen día” o compartir un “abrazo virtual” con los amigos, hace que el querer aprender a usar este universo, nos facilite conllevar el Covid-19.

 

El Departamento de la Mediana y Tercera Edad, bajo el título de Pretextos para estar cerca. MicroPropuestas educativas y culturales digitales para y con personas mayores”, asistieron a las inquietudes que tienen en general este grupo etario.

A través de la virtualidad, los adultos pudieron asistir a las clases que brindó Francisco Miceo para aprender sobre el Manejo de Celulares. La misma fue mediante la aplicación, conocida como Zoom.

La Micropropuesta fue enseñar la aplicación de Whatsapp, la misma que se encuentra disponible en todos los celulares móviles. De tal manera, con sus dispositivos ejecutaron las variadas funciones que contiene esta aplicación, como por ejemplo las video llamadas, la ubicación, enviar fotos o videos, entre otros. Antes de finalizar la clase, el profesor les solicitó como tarea la práctica de lo aprendido.

El 30 de julio pasado, fue el último encuentro donde Francisco amplió el conocimiento sobre la aplicación, su historia, los miembros que la desarrollaron… Una vez finalizado, los adultos fueron consultados para que abandonaran toda duda que tuvieran sobre el uso de Whatsapp

 

UN DESAFÍO PARA EL ADULTO MAYOR

El número de asistentes al taller y la convocatoria no solo abarcó la provincia de Entre Ríos, para mencionar algunas localidades como Paraná, La Paz, San Gustavo, sino que se expandió hasta la ciudad de Santa Fe.

El último encuentro, el profesor les preguntó quienes presentaban dudas o quisieran compartir sus experiencias, los adultos mayores se turnaban para comunicar como les había ido con el uso de Whatsapp.

La primera en hablar fue Juana Verón, quien mencionó que no sabía utilizarlo del todo pero “aprendí un montón. Hicimos una video llamada con Rubén y Lucy. Son amigos de la pileta” agregó.

María del Carmen manifestó “no tengo muchos inconvenientes, pero me encanta seguir aprendiendo cosas”. Contó que realizó videos llamadas ya que parte de su familia, se encuentra en Mendoza y otra en Santa Fe. Debido a lo que está aconteciendo con el Covid-19, “nos comunicamos por medio del celular”.

Otras voces se hicieron notar como Delia de San Gustavo, “fuimos aprendiendo (…) nuestros saberes son escasos, pero pudimos hacer algo”. Jésica desde la provincia vecina, dijo está buenísimo adquirir nuevos conocimientos. Desde La Paz, Margarita indicó que fue una experiencia muy linda “siempre uno tiene algo que aprender”.

Todos pudieron expresar sus experiencias, se mostraron conformes y con el deseo de seguir expandiendo sus saberes sobre las nuevas tecnologías

Si bien, el cierre del taller fue enriquecedor, el hecho de concluir dicha actividad, no cierra la puerta para incluir nuevos recursos o herramientas. El interés de saber fue amplio a pesar de los tropiezos que se presentaron como por ejemplo el envío de la ubicación.

 

Comentar