Home > Destacados > Al ritmo del Tai Chi virtual: una nueva forma de estar cerca

Al ritmo del Tai Chi virtual: una nueva forma de estar cerca

Por Cielo Ramírez

Becaria de Línea de Extensión en Emergencia UNER

Pretextos para estar cerca. MicroPropuestas

educativas y culturales digitales para y con personas mayores

 

 

La MicroPropuesta Tai Chi destinada a personas mayores se llevó a cabo del 21 al 30 de junio bajo la modalidad virtual. Esta nueva forma de actividad digital que dirigió la profesora Nancy Lara ofreció la posibilidad de un trabajo individual y grupal que incluyó un encuentro final de los participantes con la docente a través de zoom.

 

Desarrollada por la Facultad de Ciencias de la Educación, a través del Departamento de la Mediana y Tercera Edad, es una Acción de Extensión en Emergencia (convocatoria de líneas de extensión lanzada por la Universidad Nacional de Entre Ríos) en el marco de la situación sanitaria impuesta por la pandemia del COVD-19. Junto al Ministerio de Desarrollo Social de la provincia, través de la dirección de Adultos Mayores dependiente de la Subsecretaría de Desarrollo Humano y Políticas de Cuidado, la propuesta llegó a diversas localidades de la provincia: Paraná, La Paz, Santa Anita, San Gustavo, Aranguren, San José, El Solar, Villa del Rosario, Santa Elena y Federación, entre otras.

 

En ese marco, la MicroPropuesta resultó una invitación a dar nuevos sentidos a la cotidianeidad y promover el encuentro con otros, y que se pudo ir descubriendo poco a poco clickeando/pinchando las palabras resaltadas de la propuesta. Constituye una nueva forma de espacio virtual que permite a los adultos mayores acceder y compartir con otros este arte marcial de reconocidos beneficios terapéuticos para la población en general sea cual fuere su condición física, y cuya práctica se relaciona con la consecución de un mayor equilibrio físico y psíquico. Por ello, mediante la práctica del Tai Chi de modo virtual, los adultos mayores encuentran una manera diferente de trabajar desde sus deseos e intereses, canalizándolos a través de técnicas relacionadas con el equilibrio bio-psíquico.

 

Bienestar y compañía

De esto dieron cuenta los testimonios de algunas de las asistentes durante el encuentro final por zoom. “Desde que empecé y me enganché en este grupo siento que ha cambiado totalmente mi bienestar bio-síquico, ya que los ejercicios los hacía todos los día, a todos. En particular, el ejercicio sobre el principio giratorio de la cintura fue beneficioso para seguir mejorando lo que tiene relación directa con mis articulaciones. Hace quince años fui operada de las dos rodillas. Es decir, nadie me dijo que tenía que hacer terapias de este tipo para volver a la normalidad. Por ello, en cuanto empecé los ejercicios del Tai Chi los giratorios en gran parte, me han llevado a aflojar todos los músculos; tales es así, que los sigo realizando para la mejor irrigación, flexibilidad y mejoramiento de mis articulaciones”, sostuvo Mirta de la localidad El Solar en la zona rural del departamento La Paz y que, aunque los fuertes vientos en la zona de a ratos le jugaban una mala pasada con la conectividad, no perdió la oportunidad de la clase a cargo de la profesora Nancy Lara.

 

En tanto, desde Paraná, Lina afirmó con 81 años: “Es muy importante esta reunión porque se participa. Yo soy sola, vivo sola. Por ello, al tenerlos a ustedes que lo están haciendo, practican Tai Chi. Es toda una novedad. Es decir, el poder compartir que es lo importante. Es otra etapa de mi vida, y ahora sí, estoy dispuesta a practicarlo. Realmente, me hace bien la compañía de ustedes, sus consejos. El integrarme a un grupo para que me ayude a hacer algo que nos permita soltarnos y fluir con mayor facilidad a través de la forma Tai Chi, es muy importante para mí. Y es más suave ir en grupo que sola”, insistió.

 

El encuentro

La profesora Lara hizo una demostración de su habilidad para enseñar mediante el contacto virtual al considerable grupo de asistentes que participaron con entusiasmo. Haciendo que pareciera accesible y fácil mientras las participantes la seguían a ella, en los principios y movimientos que iba marcando. De este modo, poco a poco y atrapados cada vez más, se pudo apreciar e ir disfrutando de los diferentes movimientos estéticos que ella misma ideó para la esperada ocasión.

Una de las cosas que les expresé a cada uno de los asistente al zoom es que lo importante consiste en que pudieron comprender lo esencial del Tai Chi. Y sus propios testimonios son elocuentes porque hablan de sutileza, suavidad, la relación y el bienestar, sobre todo de mente/cuerpo. Por otra parte, la importancia de cómo estas situaciones de crisis nos llevan a mantenernos actualizados y, a aprovechar y explorar recursos que antes no usamos ordinariamente. Pero, en cuanto lo hacemos nos damos cuenta que sirven; que sus efectos son positivos. Esto también, nos permite estar en contacto con el otro: aprender con y del otro. Fue muy beneficioso en este sentido el zoom final”, expresó su instructora conforme a lo brindado ese martes de junio.

Sobre el Tai Chi

«El Tai Chi Chuan es un arte marcial chino conocido por el cultivo de la energía y la meditación. Sus movimientos son lentos, continuos, suaves que las personas pueden practicar sin ningún tipo de contraindicación en cualquier momento de su vida; y que, coordinados con la respiración otorga al practicante buena salud y larga vida”, aseguró Lara. La docente  encontró vía on-line el modo poco frecuente para empezar el aprendizaje del Tai Chi mediante la comprensión de los principios básicos de este arte antes de adentrarse en la suavidad y meticulosidad de sus detalles, lo cual pudo mostrar la exhibición de dos destacados maestros a partir del lenguaje audiovisual

Durante el encuentro en zoom se pudo observar cómo la profesora Lara habilitó al adulto mayor a moverse con el viento y el agua, no sólo en los ejercicios de Tai Chi  también en el curso de la vida diaria. Es decir,  mediante este taller en casa y durante la cuarentena pudieron re-significar tal propuesta, poniendo en juego su potencial a través de esta experiencia transformadora simple y segura, siendo un nuevo modo de hacer con otro; una instancia distinta para verse, escucharse, y pensarnos cerca.

En fin, el gran aprendizaje en la práctica del Tai Chi sin duda comienza con la experiencia que llena, y que definitivamente nos conecta con todo lo que ocurre alrededor.

 

Sobre las MicroPropuestas

La propuesta Pretextos para estar cerca, Micropopuestas educativas y culturales digitales para y con personas mayores  contempla recursos en diversos lenguajes (sonoro, audiovisual, gráfico) y donde se proponen links que habilita al receptor a construir y re- significar la propuesta en función de sus intereses, motivaciones y los recursos culturales, educativos y psíquicos/subjetivos que disponga o decida poner en juego.

 

Comentar