Egresados de la Maestría en Educación y Desarrollo Rural destacan la relevancia de la formación

Hasta el 15 de marzo se ampliaron las inscripciones para la Maestría en Educación y Desarrollo Rural. Los recientes egresados Carlos Main y Paola Maier contaron sus experiencias en la formación.

La Maestría en Educación y Desarrollo Rural se realiza en forma conjunta entre la Facultad de Ciencias de la Educación, la Facultad de Ciencias Agropecuarias y el INTA, con seminarios que se desarrollan de forma alternada en las diferentes instituciones. Este matiz interinstitucional de la carrera le otorga una pluralidad en la mirada dirigida a los territorios y a la educación situada en ellos. En 2024 se desarrollará la segunda cohorte de esta formación.

Carlos Main es licenciado en Ciencias de la Educación y magíster en Educación y Desarrollo Rural por la FCEDU. Actualmente se desempeña en el INTA. Su trabajo de investigación final se orientó “al tema de los saberes y las prácticas de profesionales de extensión rural que se desempeñan en el INTA, institución pública con mayor trayectoria en investigación, extensión y desarrollo rural en la Argentina”, destaca.

Main explica que en los últimos existe “un mayor consenso sobre la necesidad de reflexionar en torno a los procesos de extensión rural, de comprender la complejidad de las prácticas de extensión rural en los territorios, y aquellos saberes que sustentan estas prácticas profesionales. En este sentido, en el recorrido de los últimos cincuenta años de INTA, se configura una fuerte hibridación de prácticas profesionales en diálogo con los actores territoriales, y una conjugación de saberes que refieren a diferentes grados de autonomía como a su condición de saberes socialmente productivos”. De esta manera, en el trabajo de tesis se propuso “reflexionar sobre el/los horizonte/s de sentido/s a partir de las dimensiones de trama significativa e inteligibilidad, saber y saberes socialmente productivos”.

En su opinión, la Maestría “aportó nuevos conceptos, marcos teóricos y la posibilidad de reflexionar críticamente sobre supuestos y naturalizaciones que ocurren principalmente en instituciones de ciencia y técnica”, destaca. También es un espacio donde se comparten experiencias desde distintos puntos de vista disciplinarios y territoriales.

Main señaló que se trata “de la única propuesta en el país que toma la problemática del desarrollo territorial en clave de educación”. Existen otras formaciones que toman la gestión del desarrollo territorial, el ordenamiento territorial e incluso el tema específico del desarrollo territorial, o también, la extensión rural, sin embargo, “lo particular, específico y distinto de esta propuesta es pensar las tensiones y problemáticas del territorio desde una mirada de la educación”.

En este sentido, resalta que tanto el plan de estudios como los docentes responden a la “formación de agentes con una mirada crítica en la construcción del espacio territorial”. “La educación contribuye a darle identidad a los territorios, fortaleciendo sus potencialidades culturales, ambientales, productivas y sociales y, el desarrollo favorece la disminución de los grandes desequilibrios entre regiones y la atención a los intereses de las poblaciones rurales y rural-urbanas”, sintetiza.

Paola Maier* es ingeniera agrónoma (FCA-UNER) y se desempeña como docente de las cátedras Zoología Agrícola y Sociología y Extensión Rural la Facultad de Ciencias Agropecuarias – UNER, y como docente de nivel medio en la Escuela Normal Rural “Juan Bautista Alberdi”. En julio de 2023 egresó como magíster en Educación y Desarrollo Rural.

Su tesis se tituló “Aportes de la extensión en la formación integral de los estudiantes de la carrera de Ingeniería Agronómica de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la UNER, mediante las prácticas profesionalizantes realizadas en Escuelas Agrotécnicas de Entre Ríos, en el período comprendido entre el año 2016- 2021” y contó con la dirección de María José Marnetto.

El trabajo de tesis, cuenta, surgió de sus experiencias en proyectos de extensión, “especialmente el que se desarrolla en la cátedra de Sociología, donde estudiantes de la FCA participan de actividades didáctico-productivas y de extensión en escuelas agrotécnicas de la provincia”. Allí sistematiza variables que abordan “desde trayectos de estudiantes de ingeniería durante las prácticas en instituciones secundarias, hasta la visión de estudiantes de secundario respecto al rol del profesional de la agronomía”, señala.

En lo profesional, Maier reconoce que la Maestría le permitió “reflotar conocimientos adquiridos durante la carrera y relacionarlos al ámbito laboral cotidiano”. Además, profundizó en conceptos propios del área de educación, “lo que me ayudó a comprender cómo mejorar el aprendizaje de mis estudiantes, cómo contribuir a su formación integral a través de prácticas educativas y, mediante su intervención, al desarrollo rural”, resalta.

Asimismo, como el dictado de seminarios estuvo a cargo de diferentes docentes universitarios, “esta diversidad fue un gran complemento para mi rol docente, ya que observé y me apropié de metodologías y herramientas que me serán muy útiles para el futuro”.

En cuanto al intercambio con estudiantes de Entre Ríos, Santa Fe, Corrientes, Buenos Aires e, inclusive, Paraguay, Paola Maier advierte que “escuchar las experiencias de profesionales que se desempeñan en ámbitos laborales muy diferentes al propio, como la comunicación, sin duda te amplía la perspectiva sobre diferentes temas y genera debates e intercambios que permiten lograr una construcción enriquecedora”.

*La entrevista y la fotografía de Paola Maier son cortesía del Área de Comunicación Institucional de la FCA-UNER.

 

Más información sobre inscripciones
Egresados de la Maestría en Educación y Desarrollo Rural destacan la relevancia de la formación
Deslizar arriba
Skip to content