Apropiación institucional

La apropiación institucional es el proceso por el cual hombres y mujeres hacemos propio el conjunto de reglas instituidas que se nos imponen socialmente. La característica principal de estas reglas es que no nos incluyen como actores que intervienen en la realidad a través de sus prácticas, sino como sujetos pasivos que cumplen roles asignados por otros. Mediante el proceso de apropiación colaboramos activamente en la reproducción de hombres y mujeres adaptados, sin ser conscientes de ello.

Esta noción, recuperada de la húngara Agnes Heller, expresa la capacidad del sujeto de tomar, de hacer propio, de incorporar saberes, costumbres, valores, de internalizar un mundo social “ya hecho”. La acción del hombre se hace presente en este proceso. No es una acción pasiva. Siempre intervenimos en nuestra forma de hacer el mundo, nuestro mundo.

La posibilidad de elucidar (hacer visible) estos procesos de apropiación está vinculada a la capacidad reflexiva de los hombres para desnaturalizar las prácticas cotidianas, convirtiéndolas en objeto de conocimiento. Esto nos valoriza como sujetos que intervenimos en la historia social.

La pertenencia a la institución (“sentirse reconocido y admitido”) presupone la incorporación de la identidad institucional y, por lo tanto, apropiarse de su normativa: las pautas de convivencia establecidas, las reglas tácitas, las jerarquías, la organización del tiempo y el espacio, entre otros. Esta apropiación es implícita, rara vez la escuela facilita el reconocimiento de las prácticas habituales, porque para sí misma son desconocidas, son naturalmente admitidas y requieren poner en ejercicio las disposiciones logradas en la experiencia. Este conjunto de reglas, usos y saberes suelen ser denominado con el término de cultura institucional.

Pensando en los procesos de apropiación en la escuela, Nina hablo de “pagar el derecho de piso” como una expresión del sentido común que refiere al ingreso a una institución. Este derecho de piso no es idéntico en todas las escuelas: desconoceríamos su carácter heterogéneo y sus particularidades si creemos que este ritual puede ser estandarizado, sin olvidar además que cada uno de los actores de la vida cotidiana escolar (docentes, alumnos, padres) transita por esta iniciación.

¿Qué mecanismos se despliegan en estos procesos de incorporación y apropiación? Gran parte de la inserción efectiva de los docentes en una institución depende de la capacidad de identificar esos usos y costumbres e incorporarlos a las prácticas, proceso que en general se hace solitariamente.

Podemos decir que aún bajo las condiciones objetivas de la vida social e institucional que regulan las prácticas y que definen modos de estar en el mundo, los sujetos establecen acuerdos y negociaciones, confrontan, interfieren en ese mundo. Lo construyen en una diversidad de procesos de reproducción y producción de relaciones sociales y de distribución del conocimiento, lo que permiteapreciar la heterogeneidad de todo proceso social. Esto permite vislumbrar la capacidad de intervención de los maestros en la formulación de propuestas de cambio.

 

 

 

.

 

PROYECTO DE INNOVACIÓN E INCENTIVO A LA DOCENCIA
“Nina Landreani: Legados de un caminar”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ăn dặm kiểu NhậtResponsive WordPress Themenhà cấp 4 nông thônthời trang trẻ emgiày cao gótshop giày nữdownload wordpress pluginsmẫu biệt thự đẹpepichouseáo sơ mi nữhouse beautiful