Con voz propia: Julio Cortázar, a 40 años de su fallecimiento

El Capítulo 358 de la Biblioteca Parlante de Distribución Nacional “Mirá lo que te Digo” está dedicado al entrañable Julio Cortázar (Ixelles, 1914 – París, 1984) quien murió un 12 de febrero, hace exactamente cuatro décadas. Junto a Guillermo Cabrera Infante, Gabriel García Márquez, Carlos Fuentes, José Donoso y, entre otros, Augusto Roa Bastos, el autor de “Rayuela” (1963) fue uno de los principales referentes del “boom narrativo latinoamericano”, que dejó una huella indeleble en la literatura contemporánea.

“Andábamos sin Buscarnos pero Sabiendo que Andábamos para Encontrarnos” -que forma parte del Ciclo Con Voz Propia– reúne diálogos y testimonios de Julio Cortázar sonorizados para los Ojos del Imaginar, uno de los objetivos de la Biblioteca Parlante de Distribución Nacional “Mirá lo que te Digo”, una realización del Área Audio del Centro de Producción en Comunicación y Educación de nuestra Facultad.

Julio Florencio Cortázar nació el 26 de agosto de 1914 en Bélgica, donde su padre se desempeñaba como funcionario diplomático de la embajada argentina. Por entonces, Bruselas estaba ocupada por los alemanes y el itinerario de los Cortázar estaría signado por el devenir de la Primera Gran Guerra. Lograron residir un tiempo en Suiza y más tarde en Barcelona antes de que la familia pudiera regresar al país. Cortázar tenía cuatro años cuando se instaló en Banfield, por entonces un pueblito de la provincia de Buenos Aires, donde cursó sus estudios primarios.

Su formación, como Maestro Normal Nacional y Profesor en Letras, pronto le brindó la oportunidad de recorrer diversas ciudades trabajando como Maestro Rural: Bolívar, Saladillo y Chivilcoy fueron algunos de los lugares que dejaron su huella. “En Bolívar, donde había vivido dos años antes de mi pase a Chivilcoy, (…) yo había leído a Rimbaud y a Keats para no morirme demasiado de tristeza provinciana”, recordará años después. “En Chivilcoy, era un joven profesor en la Escuela Normal; vegeté allí desde el 39 hasta el 44. En esa aplastada ciudad pampeana (…) casi nunca pasaba nada, casi nunca se podía sentir que la vida era algo más que enseñar Instrucción Cívica a los adolescentes o escribir interminablemente en un cuarto de la Pensión Varzilio”, escribirá en el prólogo a las “Novelas y Cuentos” de Felisberto Hernández.

En Mendoza dictó cursos de literatura francesa en la Universidad Nacional de Cuyo, aunque renunció poco después, tras el triunfo de Juan Domingo Perón. De vuelta en Buenos Aires publicó su mítico cuento “Casa Tomada”. No tardaría en consagrarse como un gran escritor con una obra original y abundante, entre cuyos títulos se encuentran “Bestiario”, “Final del Juego”, “Las Armas Secretas”, “Los Premios”, “Historia de Cronopios y de Famas”, “La Vuelta al Día en Ochenta Mundos”, “Todos los Fuegos el Fuego”, “62 Modelo para Armar”, “El Libro de Manuel”, “Deshoras”, “Los Autonautas de la Cosmopista”, entre otros.

En 1951 se instaló en París, donde vivió con su primera mujer, Aurora Bernárdez, con quien se casó dos años más tarde. Así recordaba sus primeros años en esa ciudad cosmopolita: “Tus cartas me devuelven a mis primeros años de París. (…) También yo escribí cartas afligidas por la falta de dinero, también yo esperé la llegada de esos cajoncitos en los que la familia nos mandaba yerba y café y latas de carne y de leche condensada, también yo despaché mis cartas por barco porque el correo aéreo costaba demasiado”. Pronto lo contratarían para traducir la obra completa, en prosa, de Edgar Allan Poe.

La Revolución Cubana le dejó una profunda impresión. En 1963 visitó la Isla para ser jurado en un concurso. Nunca dejaría de interesarse por la política latinoamericana. Luego del triunfo de la Revolución Sandinista visitó varias veces Nicaragua. Sus experiencias quedarán plasmadas en el libro “Nicaragua tan Violentamente Dulce”.

Julio Cortázar murió el 12 de febrero de 1984 en el Hospital de Saint Lazare en París, a causa de un súbito agravamiento en el proceso leucémico. Fue enterrado en el cementerio de Montparnasse. Poco más de un año antes había fallecido prematuramente a los 36 años su tercera mujer, Carol Dunlop, de quien Cortázar estaba profundamente enamorado. Nunca se recuperó de esa pérdida. “Estoy tan solo y tan deshabitado”, escribirá en carta a Silvia Monrós cuatro meses más tarde.

Poco antes de la muerte de Carol, en febrero de 1982, Cortázar –siempre comprometido con la situación que se vivía en la Argentina- había proclamado un “Nuevo elogio a la locura” publicado en el periódico “La República”, en París, el 19 de febrero de 1982, luego de enterarse de que “los sicarios de la junta militar argentina echaron a rodar la calificación de ‘locas’ a las Madres de Plaza de Mayo”. Decía entonces: “la locura merece ser elogiada cuando la razón, esa razón que tanto enorgullece al Occidente, se rompe los dientes contra una realidad que no se deja ni se dejará atrapar jamás por las frías armas de la lógica, la ciencia pura y la tecnología”. Y concluía más adelante: “Sigamos siendo locos, madres y abuelitas de la Plaza de Mayo, gentes de pluma y de palabra, exiliados de dentro y de fuera. Sigamos siendo locos, argentinos: no hay otra manera de acabar con esa razón que vocifera sus slogans de orden, disciplina y patriotismo. Sigamos lanzando las palomas de la verdadera patria a los cielos de nuestra tierra y de todo el mundo”.

 

Contenido:

Track 01: “Biografías”– Julio Cortázar – Canal (á) (49:52)

 

Track 02: Primera Entrevista de Julio Cortázar en Televisión (24:23)

En 1973, Silvia Lemus entrevistó a Julio Cortázar sobre su novela, entonces reciente, “Libro de Manuel”. Según el mismo Cortázar, era la primera vez que daba una entrevista para la televisión. Como uno de los más grandes autores de la literatura latinoamericana, Cortázar compartió su visión de Pablo Neruda, de la Revolución Cubana, del Golpe de Estado en Chile, entre otros temas.

 

Track 03: Entrevista a Julio Cortázar en la Librería “El Juglar”, México, 1983 (45:29)

Julio Cortázar entrevistado en México en la Librería “El Juglar”“La literatura de Cortázar parte del cuestionamiento vital, cercano a los planteamientos existencialistas, en obras de marcado carácter experimental, que lo convierten en uno de los mayores innovadores de la lengua y la narrativa, constituyendo un permanente cuestionamiento de la razón y de los esquemas convencionales del pensamiento.” En este video de 1983 lo vemos en “El Juglar”, entre libros, aunque triste y quizás deprimido, Carol Dunlop su mujer había fallecido recientemente el 2 de noviembre de 1982. Julio murió el 12 de febrero de 1984. Dos días después, fue enterrado en el cementerio de Montparnasse, en la misma tumba donde yacía Carol.

 

Track 04: “Literatura para Oír” – Aspectos del Cuento, un texto de Julio Cortázar (29:27)

Apartes de una charla dada por el escritor argentino Julio Cortázar en Cuba.

“Literatura para Oír”, Programa de Radio Bolivariana, Medellín, Colombia. Realizador: Jorge Echavarría. Lector: Carlos Ignacio Cardona.

 

Con voz propia: Julio Cortázar, a 40 años de su fallecimiento
Deslizar arriba
Skip to content